Desde: 14,00

Caja nido para golondrina común

Caja nido para golondrina común.  Fabricada por Schwegler en forma de cazoleta descubierta por la parte superior, indicada para golondrinas comunes

Fabricada con el material conocido como cemento de madera para ofrecer máxima seguridad, durabilidad y confort a las aves que la ocupen. Medidas 11x25x14 cm; Peso: 0,8 kg.

Clear

Descripción

Caja nido para golondrina común.  Fabricada por Schwegler en forma de cazoleta descubierta por la parte superior, indicada para golondrinas comunes

Fabricada en cemento de madera, un material de máxima calidad, cuya composición, formada por serrín de madera en un 75%, cal y cemento, ofrece a las aves total confort, creando las condiciones óptimas que favorezcan una mayor productividad por nidada, seguridad contra los ataques de pícidos y máxima durabilidad frente a las inclemencias meteorológicas. Medidas 11x25x14 cm; Peso: 0,8 kg. 

Las golondrinas y aviones construyen sus nidos con barro en las fachadas de nuestros edificios, y cada año miles de ellos son destruidos para evitar “suciedades”, en lo que no sólo es una actitud extremadamente irrespetuosa hacia unas simpáticas y beneficiosas aves que luchan por su existencia, sino también algo estrictamente prohibido por la ley. Las posibilidades de éxito dependerán en gran medida de que elijamos un lugar adecuado para ubicar estos nidos artificiales.

 

Caja nido para golondrina común fabricada en cemento de madera

Caja nido para golondrina común fabricada en cemento de madera

 

Sobre la reproducción de la golondrina común:

El periodo de cría es variable: en el sur se inicia en marzo y en el norte hasta en mayo, y finaliza en julio y agosto. Normalmente efectúa dos puestas, a veces tres. Aunque se trata de un ave monógama, en ocasiones un macho cría con dos hembras simultáneamente, y la paternidad fuera de la pareja resulta frecuente: un tercio de los pollos. Incluso hay hembras que ponen huevos en nidos de otras golondrinas comunes. Nidifica en solitario o en colonias poco compactas, y es fiel al lugar de cría y a la pareja. El nido, construido por ambos sexos en unos 10 días, consiste en una copa abierta de bolas de barro, adherida a una pared y bajo cubierta (dibujo 4).

Los nidos son reparados y reutilizados durante varios años. El tamaño de la puesta decrece en el tiempo; así, la media en Badajoz es de 5 huevos en la primera puesta, 4,5 en la segunda y 4 en la tercera. Los huevos, de color crema y con pintas rojizas, son incubados por la hembra alrededor de 15 días. La pareja ceba con mucha frecuencia a los pollos, hasta que vuelan a los 20-25 días de edad. En cada nido suelen volar siete u ocho jóvenes al año. La longitud de la cola en los machos constituye un carácter de selección sexual: cuanto más larga, antes se emparejan y más pollos crían. Llega a vivir al menos 15 años.

 

Información adicional

¿Eres socio de SEO/BirdLife?

Socio, No Socio